CONSEJOS PARA UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

EMPLEO SEGURIDAD

¿Te han llamado para realizar una entrevista de trabajo? ¡Enhorabuena! Piensa que de los muchos curriculum que han recibido, el tuyo les ha llamado la atención y eres un candidato potencial. ¡Aprovéchalo! La entrevista no es el momento de improvisar, hay que llevarla preparada.

algunos consejos para preparar tu entrevista y que llegues a ser la persona seleccionada.

Antes de ir a la entrevista

  • Conoce todo lo que puedas de la empresa y sobre el puesto de trabajo ofertado. A quién pertenece, a qué se dedica, sus líneas de negocio, qué productos o servicios comercializa….Si sabes con mayor precisión lo que están buscando, mejor podrás adecuar tus respuestas y comentarios a lo que el entrevistador quiere oír. Te permitirá preparar un listado de argumentos claves que te interese resaltar.
  • Repasa tu currículum, en muchos casos comenzarán comprobando si lo que hay escrito es cierto. Tienes que ser capaz de explicar de manera convincente…

Ver la entrada original 628 palabras más

Anuncios

ESCOLTAS.UNA PROPUESTA PARA EL RECONOCIMIENTO

 

 making-off-ases_01 - copiaBANNER

Octubre ,2015

Introducción

Cuatro años después del llamado “cese definitivo de la actividad terrorista” llega quizá la ocasión para reiterar el análisis de la situación  buscando nuevas fórmulas.

A partir del año 2008 y de forma al comienzo paulatina y después masiva en 2010, se retiran aproximadamente un 70%  los servicios de protección de personas en toda España, muy especialmente en País vasco y Navarra, donde las cifras de recorte se sitúan aproximadamente en  un 95%.

La razón, la declaración unilateral de alto al fuego de la banda armada, derrotada por la acción de políticos, jueces, fiscales, Fuerzas y cuerpos de seguridad, escoltas y la  presión de la sociedad en su conjunto, liderada por grupos de opinión ,medios de comunicación, asociaciones .de víctimas, etc.

Para los escoltas, no cabe duda el sentimiento de satisfacción por el objetivo cumplido y el servicio prestado que todos los grupos políticos pusieron en valor en sus declaraciones sobre el trabajo de nuestro colectivo profesional en esos momentos.

Las cosas ocurren cuando toca, pero en este caso, el éxito frente a los terroristas y el fin de la necesidad de servicios de protección, es decir la reducción de escoltas, coincide en el tiempo con el inicio de la más brutal crisis económica de la era moderna.

El escenario en el año 2011 es que de los más de 5.500 escoltas activos se pasa a 2.500, sufriendo la mayor parte de esa reducción País vasco y Navarra y el despido masivo de los escoltas que pasan a engrosar las filas del paro.

Ni una mala palara, ni una buena obra

Llegado ese momento, parlamentarios, junteros, alcaldes, concejales, jueces, fiscales y los propios partidos políticos elevaron sus voces para agradecer y reconocer el trabajo de los escoltas y proponer medidas difusas de apoyo y reubicación ante la pérdida de empleos.

Concretamente en el III Congreso de Escoltas celebrado en Bilbao en 2009, representantes de todos los partidos políticos apostaron por “fórmulas para reubicar y apoyar a los escoltas”

Ya entonces desde la Asociación Española de Escoltas, se realiza una propuesta escrita motivada y razonada para la reubicación de los escoltas, que reitera en los siguientes años: http://escoltas.net/reportaje_detalle.php?reportaje_id=4

La realidad es que 6 años después, no se ha intentado y siquiera ha habido un proyecto serio en ninguna dirección.

La presunta promesa de trabajo en las prisiones, nunca existió realmente y siempre nos pareció  inadecuada,  ya que cualquiera con una mínima información sabía (como así ha sido) que no se podría obligar a ninguna empresa a contratar precisamente a escoltas, ya que su libertad para contratar solo podría haberse forzado incentivando los contratos económicamente y en detrimento de los compañeros vigilantes que habrían sido discriminados igualmente en una época en la que el empleo se ha perdido de forma importante en las empresas de seguridad.

La realidad, es que a quien se compensó con los servicios de vigilancia de las prisiones fue a las empresas de seguridad que tenían servicios de escolta (con un dudoso respeto a la libertad de mercado y  la libre competencia) y nunca a los escoltas que trabajaron en el País vasco. Las cifras de contratación de escoltas para el servicio de vigilancia de prisiones, no son ni simbólicas y no van más allá del 5 % del personal contratado para ese fin.

En fin como decía en el subtítulo, ni una mala palabra, ni una buena obra.

Situación actual

Tras estos años, muchos compañeros siguen en el paro, aunque otros se han reubicado como han podido.

Unos (tampoco muchos) en las empresas de seguridad como vigilantes, inspectores, jefes de servicio, comerciales, alguno como Jefe de Seguridad o Director de Seguridad, algunos más  como Detectives Privados, otros están en medio mundo trabajando como consultores, contratistas, escoltas, emprendedores de todo tipo y sector.

Otros se han reubicado en otros sectores, hostelería, choferes, empresas de servicios, eventos, otros han montado negocios y otros (la inmensa mayoría) están simplemente parados y el sentimiento de indignación  en la profesión es creciente, generando nuevas propuestas y fórmulas de participación en la línea ya expresada por todos.

Conclusiones y propuestas

Cierto es que aproximadamente 2500 escoltas, el núcleo profesional por antigüedad y experiencia, siguen ahí, realizando su labor con la discreción de la que nunca debimos salir haciendo su trabajo todos los días frente a las nuevas y viejas amenazas para sus protegidos.

Cierto es que la nueva Ley de Seguridad Privada 5/14 potencia y reconoce la figura del escolta, dándole mayores oportunidades profesionales y mayor protección jurídica, no todo son sombras y estas dos cuestiones son de gran importancia y muy relevantes ahora y sobre todo hacia el futuro siendo algo que sí se ha hecho y muy bien desde el Ministerio del Interior y que es oportuno y adecuado reconocer, ya que posee gran importancia para la continuidad y el futuro de la profesión.

Es cierto que desde el Ministerio del Interior, tanto el propio Ministro como el Secretario de Estado, han tenido sensibilidad hacia nuestro colectivo y al menos en lo simbólico con entrega de medallas y reconocimientos a escoltas con servicios relevantes han intentado reconocer nuestro trabajo.

Pero también es cierto que todo esto no sirve para los que continúan sin empleo y son y se sienten escoltas y sus oportunidades han quedado limitadas.

Y sobre todo, queda patente que las administraciones, tanto nacional como autonómicas, a las que les hubiera correspondido actuar en apoyo y reconocimiento de esta profesión no han tomado ninguna medida efectiva.

El estudio de nuestra profesión y el camino recorrido, nos hace conocer sobradamente por donde van las necesidades de muchos de los nuestros y sabemos que las oportunidades de empleo no se pueden hacer surgir de la nada, pero hay un ámbito de futuro y crecimiento profesional que requiere de un proceso de reciclaje y formación, que se está a tiempo de ofrecer y apoyar económica y organizativamente. Sin renunciar a nuestras propuestas del pasado, hay algunas soluciones nuevas a debatir.

Hay una demanda constante de escoltas con idiomas ligada a la presencia en nuestro país de numerosos turistas o empresarios extranjeros, y hay una demanda moderada pero constante de mandos intermedios en las empresas de seguridad.

La formación que nos demandan los escoltas está en la línea de obtener el acceso a la universidad para mayores de 25 años con el objeto de lograr a continuación las habilitaciones de jefe de seguridad, director de seguridad o detective privado, o en alguno casos emprender estudios superiores o potenciar el conocimiento de idiomas, especialmente el inglés.

Este camino lo han recorrido numerosos escoltas en el pasado con gran esfuerzo y sacrificio personal y económico, organizado y apoyado con acuerdos desde la Asociación Española de Escoltas con universidades.

Creo que cubrir por parte de la administración esta mínima oferta en lo económico y organizativo con el apoyo y gestión de ASES y cuantas asociaciones, foros y grupos de escoltas quieran apoyar el proceso, sería el menor de los esfuerzos para compensar esa falta de reconocimiento, y ya posee la administración por medio del Ministerio de Empleo herramientas sobradas para llevarlo a buen fin.

El otorgar una serie de becas a todos los escoltas inactivos, al objeto de sustentar a ellos y sus familias el periodo de formación necesario para lograr el reciclaje y reorientación profesional de todos y cada uno de ellos, es una propuesta asumible y posible para la administración, y en la que el deber de colaboración de las Comunidades Autónomas es imprescindible.

Entendemos, que esto no depende del Ministerio del Interior, al menos no únicamente, pero sí que este Ministerio debe ser el crisol que reúna a otras instituciones para lograr éxito en este proceso

Hay esfuerzos históricos muy superiores desde todos los ángulos como las famosas reconversiones industriales (naval, siderúrgica, etc.)  en las que se generaron múltiples opciones de futuro para aquellos trabajadores, desde jubilaciones anticipadas, hasta reciclajes  y orientación a otros sectores que se llevaron a termino con éxito.

Quizá en este momento, en el que la sociedad española comienza a salir del esfuerzo histórico de una grave crisis, sea la ocasión de reparar ésta a nuestro juicio falta de sensibilidad y reconocimiento para con los escoltas que colaboraron activamente para acabar con la lacra del terrorismo.

Como siempre nuestra interlocución y colaboración con las instituciones y todas las organizaciones sociales está abierta para buscar soluciones y propuestas a una deuda histórica  que desde nuestro punto de vista, no se corresponde con una nación con la capacidad social  y económica  de España.

Por supuesto estamos abiertos a todos los puntos de vista, aportaciones y opiniones constructivas en la línea de buscar una solución factible .

Gracias.

Vicente de la Cruz

Presidente

Asociación Española de Escoltas y Profesionales de la Seguridad

ESCOLTAS. UNA MIRADA A LA PROTECCIÓN INTERNACIONAL (II)

Vicente de la Cruz Presidente Asociación Española de Escoltas y Profesionales de la Seguridad
Vicente de la Cruz
Presidente
Asociación Española de Escoltas y Profesionales de la Seguridad

Tras la larga y necesaria (espero que no muy tediosa) introducción en mi primer blog, en esta segunda entrega más corta sobre el tema que propongo, vamos a ir al caso concreto de tener asignada una misión internacional de protección y que pasos debemos seguir para ejecutar con éxito la misma.

Nos acaban de asignar una misión de protección en un país ficticio de alto riesgo  “X”.

Con independencia del lugar y riesgo de la misión de protección, lo pasos que debemos seguir, siempre serán los mismos.

ANALISIS DE RIESGOS

En primer lugar realizaremos un análisis de riesgos, para ello utilizaremos cualquiera de los métodos habituales (aunque yo os recomiendo usar el método cuantitativo o cuantitativo –mixto)  si no lo conocéis podéis empezar a buscar en internet, aunque en un futuro blog espero dar las claves para realizar de forma adecuada este análisis de riesgos.

Para ayudarte he compartido en mi perfil de Facebook el enlace cortesía de Civitas sobre este método: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1512372109060682&id=100008637215453&pnref=story

Con ese análisis vamos a conocer a que nos enfrentamos y que medios serán imprescindibles para hacer frente a los mismos.

IMPLEMENTACIÓN DE MEDIOS

Los medios que destinaremos serán por supuesto los medios humanos de protección dinámica, (escoltas) de protección estática (vigilantes, guardas, conserjes, policías, militares o los que la situación y medios permitan) los medios técnicos tanto activos (vehículos, comunicaciones, geo localizadores, sistemas de cctv, alarmas, detectores, etc.,etc.) y pasivos (blindajes, esclusas, barreras, puertas, alambradas, muros, etc., etc.) y por fin todo eso lo complementaremos con unas medidas organizativas (el plan de seguridad) que incluirá todo lo anterior y los procedimientos, itinerarios, claves, normas, preceptos, protocolos que fijaremos para cada caso.

Voy a decir una obviedad, las cosas (los medios materiales), amigo, son cosas, armas, comunicaciones, vehículos, son importantes, pero lo que quiero decirte es que aquí la clave está siempre en las personas que van a usar esos medios, y van a ejecutar esos procedimientos y planes, y LAS PERSONAS SON LO MAS IMPORTANTE.

No solo deben contar con los conocimientos técnico profesionales adecuados (conducción, armamento y tiro, explosivos, comunicaciones, forma física, defensa personal, etc,etc) sino además con unas condiciones morales  (lealtad, discreción, disciplina, rigor…) que son clave siempre en la protección de personas y que marcan la diferencia ya que el riesgo siempre, siempre, se materializa  por esa puerta, indiscreciones, faltas de disciplina, desidia, deslealtad….

SELECCIÓN DE PERSONAL

Tal y como comentábamos en el blog anterior, en casi el 100% de las ocasiones tendrás que  contar con personal del país “X”, eso implica un proceso de selección de personas que como reiteramos es la clave del éxito en la misión.

Los procesos de selección siempre son complejos, ya que enfrentan el deseo de trabajar de una persona con el perfil profesional y personal que tu precisas para que trabaje contigo.

Una vez más el primer filtro debe ser el profesional ¿sabe lo que debe saber un profesional? ¿Tiene la adecuada experiencia y formación?

Segundo, ¿es una persona con valores adecuados? Te pueden engañar, pero aquí debes ser muy riguroso y firme en preguntas y respuestas antes de seleccionar a una persona para algo tan importante  como proteger la vida de otra y la de los que formamos parte del dispositivo de protección que casi siempre seremos el primer objetivo.

Agradezco tus comentarios.

Continuara…