LEGALIDAD DE LA SEGURIDAD PRIVADA INTERNACIONAL

La demanda mundial de profesionales de la protección personal, es un fenomeno creciente en todo el mundo.

Las necesidades de seguridad de personas, empresas y organizaciones gubernamentales o no gubernamentales, van un paso por delante de las garantías de seguridad que los diferentes países y sus gobiernos pueden proporcionar.

Cualquier persona cuando viaja ya sea por negocios o placer, quiere estar segura y que su viaje se desarrolle con unas garantías de seguridad.Adicionalmente existe la “sensación de seguridad”, que necesariamente no está relacionada con la seguridad real, sino con la tranquilidad que proporciona estar acompañado o protegido por personas que conocen el país y solventan las dificultades de seguridad, prevén los lugares de mayor riesgo y conocen las particularidades culturales, sociales, jurídicas, etc. del país de destino y en fin alejan al viajero de riesgos y facilitan su trabajo u ocio.

La titularidad de la seguridad como monopolio del estado, está reflejada en la constitución de la mayor parte de las naciones, pero su materialización tiene que ceñirse obligatoriamente a la generalidad de la sociedad, a construir un clima de seguridad, basado en acciones preventivas y reactivas cada vez más especializadas, pero siempre generalistas, que solo pasan a individualizarse de forma reactiva ante delitos ya cometidos.

La seguridad privada, se ha convertido en el elemento ágil de respuesta a la necesidad de seguridad preventiva de los particulares, empresas y organizaciones que precisan servicios ad hoc y consideran que, para garantizar sus intereses y la seguridad de sus miembros y organizaciones, requieren un plus de seguridad que introducen en sus presupuestos y financian, realizando a veces importantes inversiones en esta dirección.

Uno de los retos a los que se enfrenta el protector o protectores, llámese como se quiera en cada país y caso (escolta, operativo, contratista, consultor, etc…)  además del reto evidente de la delincuencia en todas sus formas, es el reto de superar sin incidentes dignos de mención el control que por parte de las autoridades de cada país se ejerce de los servicios de seguridad privada que les visitan y el cumplimiento de las leyes de cada estado en relación a la prestación de servicios de seguridad privada, para no caer en una de las más habituales y dolorosas circunstancias en las que se ve envuelto un escolta internacional, el llamado jocosamente “fuego amigo”, que en numerosas ocasiones ha sido peor que si nos hubiesen atacado los delincuentes.

01a3ed651df6055866dc9b3c8a73f3be7d262a1c5a
Check point ejercito egipcio

Por supuesto no se trata aquí de enumerar casos y países, sino de tomar conciencia de la importancia que posee el cumplimento de esas normas y en su defecto o inexistencia, la negociación con la autoridad gubernativa apropiada de la estancia/ misión/operación en su país o región.

En el momento actual existe un debate global sobre la forma de operar de los servicios privados de seguridad en el ámbito internacional. Como suele ocurrir hay posturas muy alarmistas y contrarias y otras absolutamente favorables y permisivas, creo que debemos buscar como indicaba Aristóteles el término medio y a partir de ahí crear los mecanismos que permitan el control que unos piden y la libertad que otros quieren.

Ya hay algún acuerdo en esa dirección, basado en que el titular de una licencia para ejercer en su país de origen puede ser aceptado para ejercer en otros, ya que se supone que el país de origen realiza un control de antecedentes y conocimientos a sus nacionales que desde luego en el caso español no ofrece dudas de su solvencia y rigor.

En ese sentido no quiero cerrar este blog sin referirme a importantes avances reales en la buena dirección entre ellos y sin querer ser exhaustivo:

El Código Internacional de Conducta para Proveedores de Seguridad Privada (ICOCA)http://www.icoca.ch/sites/all/themes/icoca/assets/icoc_spanish3.pdf

El estándar ANSI/ASIS PAP.1-2012 Sistemas de gestión de la seguridad: protección física de los activos:

http://www.aenor.es/aenor/normas/ediciones/fichae.asp?codigo=10951#.Vurk54-cHg8