El camino entre el el guerrero y el monje

Bienvenido a mi sitio en la red.

Me llamo Vicente de la Cruz, soy criminólogo y profesionalmente soy consultor especializado en seguridad integral, con dilatada experiencia en dispositivos de protección de personas  e instalaciones, sin que para mi suponga un obstáculo que estén en zonas de alto riesgo.
Me dedico a la protección de  expatriados, empresarios, directivos y miembros de organizaciones internacionales por medio de mi humilde Grupo empresarial Avizor Group International Intelligence & Security  www.avizorgroup.com .
Realizo asesoramiento y distribución de equipos y materiales de seguridad y defensa para gobiernos y empresas.
Imparto y organizo formación a profesionales de  fuerzas de seguridad, defensa y seguridad privada.
Mi equipo por medio de nuestro grupo empresarial, proporciona todas las áreas de respuesta a las necesidades y retos en estos escenarios (ingeniería, sistemas de seguridad, comunicaciones, selección de personal, planes de seguridad, etc, etc) con capacidad de proyección global por medio de las delegaciones, partners y amigos que he construido en los largos años de trayectoria profesional por todo el mundo.

Tengo el honor de presidir  Asociación Española de Escoltas y Profesionales de la Seguridad, proyecto que me apasiona y  llena mi vida con la buena gente de la seguridad, mi gente.

24429789979_5a90744b80_b
Con el equipo de instructores de ASES

 

Si quieres saber algo más de mi en el ámbito profesional: https://es.linkedin.com/in/vicentedelacruz

Si quieres saber algo mas de mi en lo intimo y lo personal, puedes seguir leyendo.

Me apasionan la historia, la sociología y la literatura, todo ello para intentar comprender lo que más me apasiona que es conocer al ser humano, comenzando claro esta por uno mismo.

Decía mi admirado Caderón de la Barca por boca de Segismundo al final del más famoso soliloquio del drama español: http://www.rjgeib.com/thoughts/barca/barca.html

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Y en este sueño que me toco soñar, soñé muchos sueños y en su discurrir vislumbre algunas cosas, entre ellas que estamos hechos de la compleja materia del bien y que por ello buscamos la perfección, aunque en nuestra imperfección y carencias, confundimos constantemente nuestro camino en esa búsqueda del bien y a veces lo transformamos en mal, quizá debido al eterno equilibrio entre el bien y el mal, en el que algo luminoso genera sombras y algo sombrío solo puede revelar luces.

Un vez llegado a esta fatalista conclusión, voy andando el camino de la vida que con sus obstáculos y su inteligente sistema de prueba-error que nos va  abriendo los ojos del alma a nuevas realidades, a una mayor comprensión, tolerancia y profundidad de pensamiento y quizá como ineludible peaje  a una mayor intransigencia, silencio, brevedad…todo me ha llevado a la conclusión de que debes soñar tu camino y en tu soledad, solo puedes hacerlo con las herramientas de tus sueños. Como si de un juego se tratara tienes unas piezas (tu genética, tu educación, tus errores y tus aciertos, tus vivencias) y con ellas vas soñando tu camino.

A mi me gustó el camino espiritual del guerrero, siempre fui combativo, decidido,  disciplinado, paciente, constante, leal, ágil a la vez que rebelde, pueril, frontal, duro, terco, zascandil entre otros muchos defectos propios de mi condición y sexo.

Hay quien empieza de monje y acaba en guerrero, yo empecé de guerrero y  pretendo acabar de monje en el sentido espiritual de ambos términos, y no me refiero a combatir con armas ni a profesar con habito, sino a combatir en la vida y a buscar la verdad, el bien y el perdón hasta que la muerte tenga a bien llevarme. Por ello lector que aquí vienes a llenar tu tiempo con estas líneas que de vez en cuando escribo, debes saber que me gusta sumar  más que restar, que quiero enseñarte lo poco o mucho que sé de cada cosa de forma transparente y honrada, que estoy dispuesto a aprender y corregir, que hasta en lo más asentado en mi pensamiento dudo de mi razón, que no soporto la mediocridad, la falta de educación ni la ignorancia, que de los siete pecados capitales, aunque todos son pecados, hay algunos que para mi deberían pagar tasa superior y el primero de ellos es la envidia, el otro la soberbia y el ultimo la pereza, al igual que hay virtudes que deberían tener una  mayor exención y son para mi la prudencia y la templanza.

Y sobre todas las cosas que lo que más aprecio es la lealtad y lo que mas desprecio es la deslealtad.

 

 

15º ANIVERSARIO ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE ESCOLTAS Y PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD

logo
15ª ANIVERSARIO. Nuevo logo de la Asociación Española de Escoltas y Profesionales de la Seguridad

 

Si amigos, a mí también me resulta difícil de creer, ya han pasado 15 años y no han sido 15 años cualquiera, han sido 15 años de duro camino y profundos cambios que configuran nuestra realidad actual y futura.

Los más veteranos recordarán que ya empezamos dos años antes y que quizá deberíamos estar celebrando nuestro decimoséptimo aniversario, pero hubo que refundar y empezar de nuevo.

Cuando comenzamos esta andadura, la profesión se sustentaba en un núcleo profesional centrado en la protección de empresarios y ejecutivos (aun no estábamos autorizados a proteger cargos públicos) y el 80% de la profesión estaba en la capital de España ligado a la actividad y sedes de las grandes empresas. La amenaza provenía mayoritariamente de organizaciones terroristas autóctonas como ETA o GRAPO y el terrorismo islamista / yihadista parecía en ese momento un problema de los israelíes.

Llegaron los atentados de ETA a cargos públicos y con ellos la autorización para la protección a los mismos por parte de escoltas privados, algo que cambió para siempre esta profesión.

Se generó una fuerte de demanda de protección en el País Vasco y Navarra y se cubrió de forma precipitada e inadecuada, y aunque no me gusten los análisis simplistas a veces hay que resumir, y baste decir que” nunca una cosa tan mal organizada pudo salir mejor”.

Andando el camino, se hizo el trabajo y como era de prever y desear la banda de asesinos de ETA termino derrumbándose en la inoperancia, todo ello no sabemos si gracias o a pesar de unos políticos y otros, pero si con nuestro humilde concurso entre el de otros.

Tras el 2010 y la famosa tregua volvimos casi a las cifras de escoltas en activo que había en 1999 y casi a los mismos servicios que prestábamos.

El cambio de escenario vino acompañado de la peor crisis económica que dicen hayamos padecido en nuestra historia. En verdad, como profesión no nos ha ido bien y sigue estando duro el trabajo y las opciones, pero el muro de las lamentaciones no sirve para mucho, hay que seguir buscando opciones, oportunidades y respuestas adaptándose, bajo el viejo principio darwiniano que no sobrevive el más fuerte, ni tampoco el más inteligente, sobrevive y triunfa aquel que es más adaptable al cambio.

Entre las adaptaciones pasamos de ser la Asociación Española de Escoltas a sumar y ser además… y Profesionales de la Seguridad, en este momento entre nuestros miembros hay Vigilantes de Seguridad, Jefes y Directores de Seguridad, Detectives y profesionales de servicios de eventos, control de masas y profesionales de la criminología, la pericia o la docencia.

También a pesar o gracias a ser una organización española, nos hemos internacionalizado y tenemos afiliados de numerosos países del mundo, especialmente de Latinoamérica.

En estos 15 años hemos realizado miles de proyectos, acciones, propuestas, jornadas, denuncias, participaciones, foros, congresos, cursos, reuniones, seminarios… que nos han enriquecido como organización y a todos nosotros en lo profesional y en lo personal.

Nuestro camino actual viene marcado por el proyecto Security Network ASES, un plan de conexiones y sinergias de carácter profesional y ámbito global que guarda las esencias de nuestros fines fundacionales, la promoción y defensa de los intereses profesionales de los miembros de ASES.

Satisfechos de haber luchado estos 15 años, y con la madurez que nos proporciona todo el trabajo realizado, enfrentamos el porvenir con renovada ilusión y el mismo espíritu de colaboración con todos los actores en la búsqueda de un mundo más seguro.

Gracias a todos y cada uno de los que trabajáis y formáis parte de nuestra organización y a todos los que en algún momento habéis trabajado o formado parte de ella ya que de esa unión han salido las mejores cosas que nos han pasado profesionalmente.

Vicente de la Cruz. Presidente