ANALISIS Y PROPUESTAS PARA LA CONVIVENCIA

VQJC0456

Los que vivimos solo unos años de infancia en el régimen del General Franco, no guardamos un recuerdo más allá de nuestro patio de colegio de aquella época, que solo un tercio de la actual sociedad española vivió como actor adulto y que los otros tres tercios idealizan en una u otra dirección, aunque creo que a la mayoría no le dedica mucho de su tiempo.

Pero si creo que ese estado omnipresente, providencial, paternalista de aquella época ha dejado una indudable huella en nuestra forma de ser y actuar.

También toda la movilización y fuerte mensaje anti y post franquista nos ha dejado una enorme huella, en esa forma de ser y actuar.

¿Como somos? Toda reducción de un todo complejo es errónea en si misma, pero requerimos de concreción para avanzar. Tenemos muchas virtudes y defectos, diremos un par de enormes defectos.

Muchas protestas y pocas propuestas. (Gracias E.G. Copyright ;-))

Mucha protesta, consecuencia de nuestro pasado cercano, de ese postfranquismo en el que nos acostumbramos a poder todo en duda, y a partir de ahí, a veces hemos caído en no respetar ni nuestras más esenciales y beneficiosas instituciones.

Ninguna propuesta, proveniente de ese estado franquista paternalista y providencial alimentado por el modelo socialista postfranquista, en el que el padre estado, nos da las soluciones y no debemos preocuparnos por nada.

Una prueba reciente, ha sido el conflicto independentista, que ha precisado ser llevado al límite, para que la sociedad mostrara una respuesta, esperando con confianza ciega, a ver si el padre estado, hacia el trabajo.

No soy nada partidario ni comparto en ninguna de sus formas el pecado nacional por antonomasia; el derrotismo. Viajar por países ricos y pobres, violentos y pacíficos, ordenados y desastrosos me ha ofrecido una visión mucho más ponderada de lo que somos y nuestra calidad de vida es muy elevada,  algunas cosas buenas, como un elevado nivel de exigencia sobre nosotros mismos, una gran demanda de perfeccionismo, y algunas malas, como nuestra deficiente cohesión y baja participación política como sociedad civil. (no confundir con afiliación).

Y es esa ausencia de la participación real de la sociedad civil, coherente, permanente y estructurada en las cosas diarias y aparentemente pequeñas de nuestras vidas, como los horarios de nuestros servicios municipales, la limpieza de nuestra acera, el horario del colegio de nuestros hijos, la bajísima participación en los proyectos que nos afectan, esa falta de participación es la fuente de gran parte de nuestros males.

Podríamos echarle la culpa a nuestros políticos,(como de todo) pero nosotros nos hemos hurtado la participación real en las decisiones de nuestro país, porque consentimos y alimentamos el uso de elevadas dosis de demagogia en TODOS los asuntos, consentimos la INQUISITORIAL atadura de lo políticamente correcto y el acompañamiento de los medios de COMUNICACIÓN/ INTOXICACIÓN  en la banalización y/o exacerbación de todas las opiniones ,permitimos que nuestros políticos debatan en un nivel intelectual cercano al insulto, despreciando nuestra inteligencia con cada argumento banal, bajo, sin contenido, sin argumento, panfletario, tendencioso , cuando no directamente ofensivo e irrespetuoso con el contrario.

Toda crítica, todo conflicto, es una oportunidad de mejora, de solución, y en este grave momento de nuestra historia, la solución desde mi punto de vista pasa por que una sociedad democrática en lo esencial que ha alcanzado gran madurez, empiece a participar, colaborar y guiar el futuro, CON PROPUESTAS, no con insultos, ni argumentos destructivos, ni tu más. Hay que dejar todo eso atrás.

Ciudadano, o sumas o restas.

Protestar sin soluciones, gritar, insultar, despreciar, menoscabar, RESTA.

Proponer, construir, usar las buenas formas, respetar al adversario ideológico, respetar las normas SUMA.

Políticos, funcionarios y líderes sociales, su participación es determinante, y se resume en tres palabras que deben guiar sus actos, TRANSPARENCIA, LEGALIDAD y RESPONSABILIDAD. Sí también ellos, futbolistas, músicos, actores…

Los ciudadanos debemos ser tenidos en cuenta y queremos oír a los políticos TODOS que modelo territorial proponen, pero de forma TRANSPARENTE, clara y precisa.

Esto no solo es válido para el modelo territorial, sino para otros debates que se le han hurtado a la ciudadanía, por parte de TODOS los partidos políticos (modelo de educación, de sanidad, de inmigración, etc., etc..).

Porque quiero y muchos seguro queremos:

Un MODELO TERRITORIAL cerrado que no genere conflictos en los próximos 100 años al menos.

Queremos un modelo educativo basado en la excelencia, el esfuerzo y el mérito que sirva para INSTRUIR.

Queremos unos SÍMBOLOS que nos representen ante el mundo, respetados y queridos por la mayoría y que nuestros hijos crezcan en el respeto y si es posible amor a los mismos.

Queremos unas instituciones TRANSPARENTES que dejen fuera de toda duda su actuación ante los ciudadanos.

Esto no es fácil, si lo fuera, ya lo habríamos logrado, pero merece la pena construir en esa dirección, seguro nos dará excelentes resultados a TODOS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s